Escrito por Magaly Rubina

La relación con los padres en la vida universitaria II

Spread the love
En una publicación anterior, compartí algunas recomendaciones para ayudar a los estudiantes a desenvolverse adecuadamente en la nueva dinámica de la relación con sus padres, ahora que son universitarios.
En esta oportunidad quisiera comentar (y ojalá ustedes comenten también) acerca de algunas de las afirmaciones más comunes (y críticas) que los estudiantes suelen realizar sobre sus padres, las cuales les generan mucha ansiedad, preocupación, temor? así como en algunos casos rabia, frustración e impotencia.
?Mi papá/mamá me va a matar?
?Si no apruebo me van a sacar de la universidad?
?Mi papá/mamá no entiende/sabe lo difícil que es esta universidad?
?Mi papá/mamá me compara con mi hermano/a que nunca ha jalado nada?
?No quiero ser una decepción para mis padres?
Lo más lamentable de estas afirmaciones cargadas de temor, ansiedad y frustración es que tienen como referencia  básica el rendimiento académico, es decir, las notas.  Así, el marco que sostiene la relación paterno-filial en estos casos parecería sostenerse en la siguiente lógica reduccionista, extrema y lamentable:
Aprobar–> Cariño, orgullo, bienestar? vida.
Desaprobar –> Rechazo, decepción, malestar? muerte. 
No podemos juzgar a priori a un padre que se sorprende, molesta o incomoda por el bajo rendimiento académico de sus hijos. El problema está cuando no hay un intento real por parte de los padres por comprender las razones básicas, profundas y reales que explican el bajo rendimiento y cuando los hijos no sienten la confianza suficiente como para poder abordar el tema sin temor (incluso cuando deben reconocer su responsabilidad) y comienzan a tejer una peligrosa red de mentiras y ?verdades parciales?.
Quisiera poder afirmar que en toda mi experiencia como psicóloga no he tenido conocimiento de casos de violencia física y/o psicológica de padres a hijos asociada al bajo rendimiento académico, pero sería mentir. Quisiera poder decirles a todos aquellos estudiantes que alguna vez vinieron a consejería preocupados porque sus padres concreten esos escenarios ?apocalípticos? que tanto temen, que eso no va a suceder? pero no lo puedo garantizar.
Lo que sí quisiera transmitir a partir de este artículo es que la comunicación es fundamental en cualquier relación y que la transparencia es clave para fomentar la comprensión. Desde el inicio de la vida universitaria (así nunca antes lo hayas hecho, así te lo pidan o no) es importante compartir las nuevas experiencias: lo bueno, lo malo, lo difícil, lo emocionante? y evidentemente demostrar compromiso y responsabilidad con los estudios, y subrayo demostrar porque el compromiso no debe ser tácito, debe evidenciarse con hechos concretos.
¿Qué tal si compartes este artículo con tus padres y conversan al respecto?… solo para ver qué pasa, quizá te sorprendas.
Magaly Rubina Espinosa
Psicóloga

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.