Escrito por Miluska Arana

Confieso que he sido MAL-tratado

¿Todos hemos maltratado o sido matratados alguna vez? Tal vez hay algo de verdad en eso, pero el tema adquiere relevancia cuando una persona abusa para controlar a otra, atemorizarla o destruir su autoestima (Nicarthy, 1986).  Primero, una breve reflexión: en nuestro contexto resulta vital tomar consciencia que tal vez existan ciertos actos de violencia que podrían haber sido normalizados por la sociedad, pero que en realidad no lo son. Por ello, que cada generación sea más consciente y mejore su forma de tratar a quienes los rodean, con empatía y respeto, resulta indispensable para que avancemos como sociedad. Segundo, es necesario un cambio: no podemos seguir pensando que existe la violencia justificada ??a mi mis padres me pegaban y aquí estoy??, ser una figura de autoridad no te da derecho a ejercer poder y lastimar a un ser que se encuentra bajo tu protección. ??Es que son pareja no te metas??, no seamos indiferentes ante la violencia, seamos capaces de ofrecer ayuda y denunciar las situaciones de violencia que presenciemos. ??Solo me grita cuando se molesta??, la violencia no solo es física, también es psicológica, no permitamos ningún tipo de violencia. Tercero, necesitamos comprender qué es el maltrato y la violencia. A continuación, compartimos con ustedes información al respecto:

¿Qué se entiende por maltrato?El maltrato es toda acción u omisión que provoca daño o pone en riesgo el desarrollo físico, social y/o emocional de otra persona. El maltrato está vinculado al ejercicio abusivo del poder, autoridad o fuerza por parte del abusador. Cuando se habla de maltrato se debe entender que éste no se manifiesta sólo en situaciones extremas (por ejemplo, que la víctima tenga que recurrir a la policía o a un servicio médico). ¿Sólo se considera maltrato cuando existen golpes?No. Existen diversas formas de maltrato, entre ellas el maltrato físico, el abuso sexual, el maltrato psicológico y el maltrato por omisión.

  • En el maltrato físico resulta dañada la integridad física de la persona, dejando huellas o lesiones visibles.
  • El abuso sexual es una forma de maltrato físico y psicológico en el que una persona usa su poder y fuerza sobre otra para someterla a un acto sexual u otro análogo. Esto incluye también acoso sexual, el exhibicionismo, etc.
  • El maltrato psicológico se manifiesta a través de insultos, humillaciones, falta de atención y/o afecto, marginación, amenazas, etc. hacia otro, ya sea por parte de una sola persona o de un grupo de éstas.
  • El maltrato por omisión está asociado a la irresponsabilidad en general como, por ejemplo, falta de atención y conductas negligentes.

¿Cómo se llega a ser una persona maltratada?La violencia física o psicológica duele, humilla, desvaloriza y resulta difícil mencionarla abiertamente, mas aún cuando ese silencio en propiciado por la sociedad. Varias son las causas que pueden confluir en una persona en grados e intensidades diferentes para dejarse maltratar; dentro de éstas podemos mencionar algunas de las siguientes:

  • La propia historia personal de la víctima, siendo ésta de gran influencia para permitir e incluso justificar el maltrato. Si una persona ha crecido en un ambiente violento donde el maltrato ha sido la única forma de relación, tenderá a verlo de manera ?normal?.
  • Una baja autoestima, sintiéndose inferior, teniéndose desprecio, creyendo merecer el maltrato.
  • La idea de ?amor romántico?, un amor cargado de altruismo, sacrificio, abnegación, tolerancia y entrega total.

¿Qué hacer en caso de maltrato?Acude inmediatamente en busca de ayuda. Dentro de la Universidad contamos con el Servicio de Orientación Psicopedagógica (Pabellón F, 6º piso), y fuera de ésta puedes acudir al CEM (Centro de Emergencia Mujer) de tu distrito. Más me pegan, ¿más me quieren? No, quien te quiere no te daña, no te engañes.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *