Escrito por Magaly Rubina

¿Cómo hablas y cómo escribes?? pues depende de a quién te diriges? ¿o no?

Mi trabajo me permite estar en contacto con un gran número de estudiantes vía correo electrónico, ya sea para la coordinación de una cita, para la revisión de sus CV (cuando desean una opinión sobre el formato y contenidos del mismo) o para consultas generales. Es en esta comunicación ?virtual? donde me he encontrado con:
[label style=»purple»]SOLICITUDES: [/label]
?Por fis, ¿me puedes decir en qué fecha debo asistir al taller?? o
?Por favor, hay alguna manera que pueda asistir. Te juro que sé que hay gente que se mete pero nunca va.?
[label style=»purple»]AGRADECIMIENTOS: [/label]
?Bravazo!! Te pasaste!!! Miles de besossss!?
[label style=»purple»]ENVÍOS DE INFORMACIÓN: [/label]
?OLA, te envío mi horario? BYE, Saludosss
[label style=»purple»]FIRMAS PERSONALIZADAS: [/label]
En todos los casos el mensaje fue comprendido, pero cada vez que leo algo así no puedo evitar preguntarme ¿estos alumnos le escriben de esta manera a un profesor para hacerle una consulta?…  ¿al Decano?…  ¿existirá alguna diferencia en el estilo de un correo enviado a un compañero de clases que aquel dirigido a la Gerencia de Pensiones o a Servicios Académicos?
Recientemente en el Taller de Preparación para la Vida Profesional, cuando comentábamos acerca de los comportamientos adecuados dentro de un proceso de selección de personal, específicamente la cortesía en la interacción con los entrevistadores (importante recalcar aquí que se trata de evaluadores del comportamiento), un participante preguntó si era realmente necesario comportarse como tan grande (sic) en alusión a decir por ejemplo ?buenas tardes? en lugar de ?hola?, o algo más elaborado como ?agradezco que me hayan tenido en consideración para este proceso de selección, pero he aceptado otra oportunidad de trabajo y no podré asistir a la entrevista de mañana? en lugar de ?no voy a ir a la entrevista porque ya conseguí otro trabajo? o lo que es peor, no tomarse si quiera la molestia de avisar.
No se trata de perder la espontaneidad o la naturalidad de un lenguaje coloquial, o juvenil (acorde a su edad), pero es importante saber distinguir:
[label style=»purple»]?[/label] el contexto de la comunicación,
[label style=»purple»]?[/label] la naturaleza de la misma y,
[label style=»purple»]?[/label] las características de la persona a quien va dirigida.
Al encontrarse en un proceso de formación profesional, es importante comenzar a afinar el lenguaje de acuerdo a entornos académicos y profesionales. Digámoslo coloquialmente, ?pulir? la manera de comunicarse.
De manera similar sucede en la interacción en vivo y en directo, donde el ?por fis?, el ?pucha?, el ?¿tipo que más tarde puede ser?? son usualmente utilizados en las solicitudes de información o en los procesos de inscripción a las diversas actividades que organizamos en el área.
Y también se da con frecuencia el siguiente escenario: la mirada silenciosa al cartel de la puerta y a la persona que se encuentra en la oficina? otra vez la mirada silenciosa al cartel de la puerta y a la persona que se encuentra en la oficina y así ad eternum hasta que se les pregunta ¿buscas a alguien? o ¿te puedo ayudar en algo?… y lo curioso es que no siempre se obtiene respuesta.
Además de la diaria interacción con los estudiantes, me encuentro procesando la información de encuestas aplicadas a alumnos de pregrado, cuyo formato de ?preguntas abiertas? nos ha permitido caer en la cuenta de las ?curiosas formas? en que algunos se expresan:

«Sentirme realizada y triunfosa en mi interior conmigo mismo por mis decisiones y actos» o

«Lograr la meta de tu vida, que cierta muchedumbre reconoce»

para definir el significado de éxito? o sustentar la admiración que se siente por una persona porque esta ?salió del subsuelo?, son algunos ejemplos que nos dejan de manera medianamente clara lo que la persona quiso decir pero, ¿fue la mejor manera?… ¿lo fue para un alumno universitario?
Concordancia de género y número al hablar y escribir, un adecuado uso del vocabulario y un mínimo de coherencia en la redacción y expresión de nuestras ideas deberían ser aspectos a considerar y habilidades a desarrollar durante la formación universitaria? tanto como saber elaborar y leer un estado financiero.

Magaly Rubina
Psicóloga

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *