Escrito por BFE

¿Clases aburridas?

Spread the love
«La primera vez que Alberto dictó, reprodujo de forma exacta la manera como le enseñaron: se puso de pie delante de sus alumnos en medio del salón de clases y habló-habló-habló.
Al cabo de unos minutos, notó que él se encontraba cada vez más entusiasmado al tener la oportunidad de compartir sus ideas sobre un tema que le gustaba y que, sin embargo, las miradas inicialmente atentas y expectantes de sus alumnos se tornaban adormiladas, perdidas, aburridas.»
Éste es un párrafo de un artículo muy interesante (sobre todo para los profesores) y que cuenta la historia de Alberto, un profe, y de sus estudiantes.
La historia de Alberto es muy común para quienes hemos estado al frente de un salón de clases en la universidad, me sentí muy identificado al leerla.
¿Por qué ustedes, los estudiantes, se aburren en las clases? nos preguntamos los profesores, preocupados y hasta decepcionados al darnos cuenta que no participan de la clase.
¿Por qué los profesores hacen clases tan aburridas? probablemente, como estudiante, te hayas preguntado esto.
Desde la perspectiva de los profesores, un estudiante que no «participa» en clase demuestra que no está interesado en el curso o que no está poniendo el empeño necesario. Pero ¿realmente es así?
«Es verdad, el curso no me interesa» ok, pero ten en cuenta que es parte de tu carrera y de alguna manera lo que aprendas en él te resultará útil. Sería bueno, también, que el profesor haga atractivo el curso ¿cómo crees que podría lograr eso?
«A mí sí me interesa el curso, sólo que no participo por temor a equivocarme» o «no participo porque las preguntas que hace el profesor son demasiado fáciles y no quiero convertirme en el sabihondo de la clase» La idea de una buena clase es que esté calibrada al ritmo de los estudiantes, que no sea demasiado dfiícil pero que tampoco sea demasiado fácil, a fin de cuentas la idea es terminar el curso aprendiendo ¿no?
La mayoría de veces, los profesores diseñamos las clases con la seguridad que el método de enseñanza que elegimos es el que dará los mejores resultados pero, mientras no tengamos el feedback de parte de los estudiantes es casi seguro que continuemos utilizando los mismos métodos.
Que profesores y estudiantes no obtengan una experiencia satisfactoria en clase es una responsabilidad compartida: de parte de los profesores, por no entrar en sintonía con sus estudiantes y elegir métodos de enseñanza acorde con sus formas de aprender; de parte de los estudiantes, por no dialogar con el profesor y dar a conocer lo que esperan del curso.
¿Y tú qué propondrías para sentirte más cómodo aprendiendo en clases?
Richard Torchiani
Psicólogo

 


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.