Escrito por BFE

Aprender a ser un docente clown

Spread the love
A propósito del taller «Comunicarte y Vincularte», realizado con docentes a inicios de abril, se reconoce un espacio personal en la vida del docente para tomar conciencia de todo aquello que bloquea su capacidad de crear y de permitirse ser uno mismo en el aula, y conectarse con su público. Como se dijo en el taller: ?los docentes son como actores que están frente a un escenario conformado por los estudiantes?, y uno de sus grandes retos es saber llegar a ellos y mantenerlos motivados durante la clase. Por esta razón, es importante que el docente disfrute de sus clases y de su propio rol, que aprenda a estar presente consigo mismo y con los demás. Esto significa ser auténtico, sin temor a equivocarse ni a «hacer el ridículo». Se trata, pues, de ser consciente del aquí y ahora, de cómo se siente respecto a sus emociones y qué lo motiva como docente para vincularse con sus estudiantes.
Hoy en día estamos perdiendo nuestra esencia de ser personas, nos vamos consumiendo en la rutina y nos olvidamos de nosotros mismos y de nuestra condición de ser individuos sociales, dejando de lado al otro; nos vamos despersonalizando. El clown rescata nuestro ?ser persona? para aprender a estar con nosotros mismos y con los demás desde la autenticidad, la confianza y el cuidado del otro.
Un elemento clave para conectarse consigo mismo es aprender a escuchar lo que el  cuerpo nos comunica, puesto que a través de este uno expresa un mensaje. Al igual que el clown, es importante que el docente preste atención a su lenguaje corporal y a lo que este proyecta, de modo que pueda tener una mejor llegada con sus estudiantes. La mirada es otro elemento a considerar. Al igual que el clown, el docente debe mantener el contacto visual con sus estudiantes, pues esto le permite estar atento a lo que ocurre a su alrededor y lo lleva a mirarse a sí mismo para lograr complicidad con su público y con lo que este comunica.
Estamos dominados por la razón y es preciso reconocer que esta no es la única vía para crear, más bien puede bloquear todo intento de ser auténticos y originales en la clase. Por esta razón, el docente necesita conectarse también desde la emoción para lograr esa autenticidad que es capaz de romper sus estereotipos. Desde la emoción uno puede desarrollar su actitud de escucha para establecer vínculos de confianza con los demás.
?Descubrir al niño que habita en ti es acoger al adulto que eres hoy??
Elena Sánchez
Gestión y Desarrollo Docente
 [divider type=»thin»]
Referencia: Jara, J. (2004). El Clown, un navegante de las emociones. Madrid: Proexdra

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.