Escrito por BFE

Afrontando la procrastinación

Spread the love
Muchas de las razones por las que procrastinamos en una tarea es por percibirla como abrumadora, desafiante, peligrosa, difícil, tediosa o aburrida, y ante esto, creamos una justificación para nosotros mismos (muy creíble y bien fundamentada) para postergarla a un futuro idealizado, es decir, un futuro en el que ?supuestamente? no estaremos cansados o simplemente la tarea por sí misma se volverá más fácil de realizar.
?más rato comenzaré a estudiar, recién he acabado de almorzar y he escuchado que es conveniente reposar antes de iniciar alguna actividad, así que??
 
?hoy día me dedico a relajarme y descansar, ya mañana me levantaré muy temprano, y de frente a estudiar hasta la medianoche?
Te invitamos a que revises el siguiente gráfico, que es una interpretación basada en el Diagrama del Procrastinador publicado en el presente año en http://www.procrastinacion.org/ por Ignacio Lirio. Selecciona el color que más se ajuste a tus características, según ello, al final, se presentan algunas ideas para evitar procrastinar.
 
[dropcap background=»yes» color=»#FFDE00″]Amarillo[/dropcap] No lo harás. Mientras trabajes enfócate SOLO en trabajar, evade las distracciones; por ejemplo,  evita sumergirte en las redes sociales como facebook o twitter, recuerda que es más productivo reservar momentos específicos a ello.
Controla el reloj y ponte a trabajar sin parar durante 30 minutos, tras ese tiempo, dedícate a hacer algo que te guste durante 10 minutos. El saber que tienes un tiempo limitado para trabajar y que luego podrás hacer algo que te gusta te motivará a trabajar más y mejor. Otra alternativa es comunicar  lo que tienes que hacer y los resultados esperados a alguien más, así intentarás no decepcionar a esa persona y a ti mismo y te esforzarás más en acabar a tiempo. Necesitas ponerte a las órdenes de alguien que te administre, y quién mejor que tú mismo. Evita trabajar a solas y sin supervisión.
[dropcap background=»yes» color=»#FF9900″]Naranja[/dropcap] Subestimas el tiempo y sobreestimas tus capacidades. «Yo trabajo mejor bajo presión» ¿te suena conocido? Una vez que comienzas a creer esto, te estás dando permiso para procrastinar; piensa que te generará graves problemas si tienes varios plazos que cumplir al mismo tiempo.
Para ti todo está bajo control hasta que notas el poco tiempo que te queda y te das cuenta de que no es así, cumples con la tarea a último momento o hasta con retraso, y si tu trabajo recibe elogios, te reafirmas en la idea de que sólo trabajas bien bajo presión y, en vez de aprender de la experiencia, la próxima vez la repetirás. Podrías comenzar por plantearte límites de tiempo imaginarios previos a la fecha límite real, agenda plazos de entrega más cortos, y ponte como reto personal terminar la tarea con días de anticipación.
[dropcap background=»yes» color=»#00FF00″]Verde[/dropcap] Seguirás sin ánimos. Haz primero lo más importante, así si tus fuerzas decaen, al menos lo principal estará hecho y sentirás satisfacción.
Si llevas tiempo retrasando alguna tarea importante, no lo dudes, hazla ya y no permitas que te siga cargando. Luego, pasa a otra cosa. Ponte un premio para cuando finalices la tarea. Esto te hace trabajar con la ilusión de obtenerlo y además hace la tarea más agradable. Evita trabajar a solas y sin supervisión.
[dropcap background=»yes» color=»#66CCFF»]Azul[/dropcap] Mañana lo encontrarás igual de complicado. El entorno del trabajo es excesivamente complicado, hay que simplificarlo. Te embarcaste en demasiadas cosas o usas herramientas poco adecuadas. Divide la tarea en partes, una tarea difícil o tediosa dividida en pequeñas partes, es más fácil y agradable de realizar. Piensa en los beneficios de hacer la tarea en lugar de pensar en los obstáculos, céntrate en los beneficios que obtendrás al finalizar el trabajo bien hecho.
Recuerda: la única manera de no solucionar un problema es evitándolo ¡Actúa! procura sustituir el ?Tengo que hacer?? por Ponerte a hacerlo?
Aquí te dejamos también esta herramienta virtual que podría ayudarte un poco más cuando la fuerza de voluntad flaquea; el Procronómetro, sirve como temporizador para programar tus actividades frente a la pantalla de la PC,útil  para hacerte notar que se te está pasando el tiempo navegando por páginas de ocio.
Annia Espejo Bustillos
Psicóloga

 

 


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.