Escrito por Administrador DFE

Conversemos sobre salud: Alimentos

Durante la época de colegio tenemos un régimen de recreo y refrigerio, primero hacemos ejercicio mental o físico y luego nos alimentamos. Hoy en día como estudiantes universitarios, tenemos el reto de buscar un balance entre el desgaste mental y físico, y la ingesta de nuestros alimentos, procurando generar un dinamismo.

¿Cómo generamos dinamismo en nuestro día a día?

Permíteme explicarte. Vivir con calidad también es saber vivir con cantidad, aunque a veces se nos hace difícil; y es que en la disciplina se encuentra la respuesta a nuestros problemas. Por ejemplo, consumir granos y cereales también ayuda a generar dinamismo, y dónde lo encontramos en el ajonjolí, arroz integral, la quinua, la kiwicha.

También para estar sanos hay que educarnos en mente, cuerpo y alma. Debemos aprender a tener la capacidad de cuidarnos y tu alimentación debe ser tu mejor medicamento. Por ejemplo, saber que las carnes no deben ser consumidas por la noche, y que debemos hidratarnos constantemente.

Muchas veces, comemos en exceso, nos falta la respiración, no tenemos buenas posturas, nos faltan vitaminas, y no dormimos lo necesario; otras veces, combinamos muchos alimentos que pueden ser hasta innecesarios para nuestro cuerpo. Esto puede desencadenar en dolor o malestar, y ello no contribuye a tu bienestar como estudiante universitario.

Veamos las posibles consecuencias de una mala alimentación

Nuestra etapa académica se ve afectada: faltamos a clase, somos poco participativo, no estamos activos, disminuye nuestro interés, nos sentimos débiles, perdemos la concentración y la atención, disminuye nuestra capacidad de captar ideas y resolver problemas.

Nos cambia el ánimo:Nos sentimos tan mal que no nos permite desarrollarnos y estar atentos, además nos predispone a sentimientos de ansiedad.

Nos cambia la actitud:Se muestra con acciones inadecuadas o que llaman la atención porque no reaccionamos oportunamente.

Es importante que el estudiante asegure su alimentación en calidad y cantidad. Teniendo en cuenta que la vida universitaria hace que tengas un horario de clases especial durante el día.

Debemos preparar nuestro cuerpo para que asimile lo que necesita e identificar en qué momento lo necesita, enfatizando el papel de la disciplina en nuestro día a día.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *